domingo, 13 de octubre de 2019

El guardián de los Yermos


El guardián de los Yermos

Badlands Guardian es una curiosidad geomorfológica localizada en las coordenadas 50°00′38.20″N, 110°06′48.32″W, cerca de Medicine Hat en el sureste de AlbertaCanadá.
La naturaleza de esta curiosidad es que, vista desde el aire, esta formación rocosa parece una cabeza humana luciendo un sombrero al estilo de los nativos.
The Badlands Guardian es una famosa imagen de una cabeza humana que se dice que lleva cascos y auriculares aborígenes. Se puede ver por aire sobre el área de Medicine Hat en Alberta, Canadá. Además de la creencia de que es una formación geográfica, existe el mito de que los alienígenas antiguos la formaron. La amenaza actual para Badlands Guardian es la perforación de gas natural en el área. La probabilidad de que se convierta en un destino turístico es aún baja.

Descripción
The Badlands Guardian es una imagen con la apariencia de una cabeza humana con un tocado indígena canadiense. El individuo parece llevar auriculares y mira hacia el oeste. La "cara" mide 255 metros y 225 metros de longitud. Aparentemente, los "auriculares" son una carretera y un pozo de petróleo construido en sus cercanías. Para que uno observe esta característica geológica, tienen que verla desde el aire. Aunque la cabeza india presenta muchas características humanoides, el hombre no puede atribuirse el mérito de su formación. La razón de esto es que ningún ser humano ha sido alguna vez parte de su creación. La cabeza de la imagen es una característica de drenaje resultante de la erosión del agua de lluvia del suelo rico en arcilla que lo rodea. Al observar la imagen, uno puede ver suboca, nariz, ojo y contorno de la ceja, el cuello y los hombros. Algunas personas han sugerido que la imagen se parece al antiguo arte maya. Hay una leyenda que dice que los alienígenas antiguos pudieron haber sido responsables de su formación. En cualquier caso, The Badlands Guardian es el epítome de una maravilla geológica.

Lynn Hickox descubrió Badlands Guardian en 2016. Ella encontró la imagen mientras examinaba algunas imágenes en la aplicación Google Earth. Hickox llamó a la imagen "Indian Head". Sin embargo, más adelante, el concejo del condado de Cypress cambió su nombre a "Badlands Guardian". Otros nombres sugeridos fueron Pod God, iChief, The Listening Rock, Space Face y Jolly Rocker, entre otros. The Badlands Guardian es un ejemplo de un fenómeno llamado pareidolia. La pareidolia es un fenómeno psicológico que hace que uno vea una imagen por lo demás vaga como familiar. Además de The Badlands Guardian, otra imagen de este tipo fue la imagen de la Virgen María que vio una mujer de Miami en un sándwich de queso a la parrilla. Algunas personas también dicen ver una imagen de la Virgen María cuando miran la luna.

Ubicación

The Badlands Guardian es una característica geomorfológica que se encuentra cerca de un centro urbano llamado Medicine Hat, también conocido como Gas City. Los residentes consideran que la ciudad es el lugar más soleado de Canadá. Cuenta con una población de personas 56,000. La ubicación de Medicine Hat se encuentra en el condado de Cypress en Alberta, Canadá. La imagen de Badlands está en el límite de EE. UU. Y Canadá. La tierra sobre la cual se asienta la imagen es un pedazo de tierra arrendada por rancheros locales llamados Norman y Shirley Freimark. The Badlands Guardian es un valle formado por la erosión en un trozo de roca sedimentaria. La ubicación exacta de Badlands Guardian en Google Earth está en las coordenadas (50 ° 0'38.20 "N, 110 ° 06 '48.32' W). El área cubierta por Badlands Guardian es una tierra árida. Recibe lluvias poco intensas de lluvia. Tiene una vegetación escasa y un suelo blando y arcilloso.

Unicidad
Se dice que The Badlands Guardian estuvo en existencia durante casi 100 años. Por mucho que parezca una imagen convexa, es una característica cóncava. La imagen ganó el premio de cortometraje de televisión nacional en 2006 como resultado de la breve función realizada por un periodista llamado Dale Hunter. La singularidad de la imagen viene en el sentido de que siempre ha estado allí y nadie lo ha visto hasta 2016. También es sorprendente cómo las actividades a su alrededor están bellamente orquestadas para que se vea aún más impresionante. El camino hecho por el hombre, por ejemplo, trajo una apariencia involuntaria pero sobresaliente en la imagen. Debido a la perforación exploratoria que tiene lugar en la zona, es imposible predecir el futuro de Badlands Guardian.

Amenazas
The Badlands Guardian enfrenta principalmente la amenaza de la perforación exploratoria. El área que se asemeja a "auriculares" en la cabeza es una carretera de fabricación humana que conduce a un pozo de petróleo. Si continúa la extracción de petróleo, existe la posibilidad de que la actividad humana interfiera con la imagen de Badlands Guardian tal como la vemos hoy. Inicialmente, la imagen era solo una cabeza humana con una cubierta de cabeza aborigen. Sin embargo, los auriculares que se clavan en el oído son el resultado de la influencia humana. Otra amenaza es la imposibilidad de un destino turístico físico. Los destinos turísticos generalmente disfrutan de fondos que conducen a mejoras para que los estados puedan recaudar ingresos de ellos. The Badlands Guardian no puede beneficiarse del privilegio de la protección del gobierno, ya que no se puede ver desde el suelo. Como tal, no es fácil convencer al gobierno para preservar su autenticidad. Como resultado, la imagen puede volverse borrosa en el futuro.

Turismo
A pesar de que Badlands Guardian podría ser un destino turístico favorito para muchas personas, hay poco turismo al respecto. Según Lutz Perschon, gerente del condado de Cypress, la imagen tiene un potencial turístico limitado ya que los espectadores solo pueden verla desde el aire. En el terreno, es difícil reconocer algo único sobre el lugar. La mayoría de los turistas se han convertido en "turistas en línea" que leen sobre la historia de Badlands Guardian y quedan asombrados. Pueden mirar las imágenes en Internet y pueden explorar Google Earth para ver la imagen por sí mismos. Sin embargo, es difícil ir más allá porque un recorrido real por la zona no es práctico. Además, no hay acceso público al sitio que es propiedad de una familia de rancheros.

sábado, 23 de marzo de 2019

Oumuamua



Las incógnitas astronómicas que se explican con extraterrestres
Oumuamua, el primer objeto interestelar descubierto mientras visitaba el sistema solar, no es la única novedad que se relaciona con alienígenas inteligentes



El 19 de octubre de 2017, astrónomos trabajando con un telescopio instalado en la isla hawaiiana de Maui detectaron un objeto atravesando el sistema solar a toda velocidad. Poco después, científicos del Centro de Planetas Menores de la NASA, una institución dedicada a la vigilancia de cometas y asteroides, confirmaban que se trataba del primer objeto interestelar detectado desde nuestro planeta. Oumuamua, un pepino de 800 metros de largo y 80 de ancho, provocó una respuesta que ya se había dado antes ante nuevos descubrimientos científicos.

En 1967, cuando Jocelyn Bell observó una señal de radio proveniente del espacio que no coincidía con ningún objeto conocido, algunos pensaron que se trataba de mensajes enviados hasta la Tierra por una civilización alienígena. Observaciones posteriores desvelaron que la fuente de aquellos pulsos regulares de apariencia artificial era una estrella de neutrones, el cadáver ultradenso de una estrella. Más recientemente, en 2015, el telescopio Kepler detectó un extraño oscurecimiento en torno a la estrella KIC 8462852, otro sol de nuestra Vía Láctea a 1.480 años luz de distancia. Jason Wright, un astrónomo de la Universidad Penn State (EE UU), planteó entonces que aquellas observaciones podían tener su explicación en una megainfraestructura creada por una civilización más avanzada que la humana para aprovechar la energía de la estrella. Un análisis posterior descartó este tipo de construcción y consideró más plausible que las distorsiones fuesen causadas por el choque de dos cometas o por algún tipo de convulsión interna del astro.





Las señales que llevaron al descubrimiento de la primera estrella de neutrones se relacionaron con extraterrestres

La forma de Oumuamua recordaba a la inmensa nave extraterrestre que protagoniza Cita con Rama, de Arthur C. Clarke. Aquel cilindro hueco, procedente del espacio interestelar, llegaba a nuestro vecindario, pero ignoraba la Tierra y a sus habitantes para seguir su camino. Algunos pensaron que el nuevo visitante podía ser una máquina similar y varios telescopios se orientaron hacia él en busca de indicios de tecnología. No los encontraron, pero eso no impidió que en noviembre del año pasado, dos astrónomos de Harvard publicasen un artículo en The Astrophysical Journal Letters, en el que planteaban que el extraño comportamiento de este objeto podía explicarse si asumíamos que se trataba de una sonda enviada por una civilización extraterrestre.

La noticia ganó relevancia por el prestigio de uno de los firmantes, Avi Loeb, presidente del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard y convencido de que lo más probable es que no seamos los únicos seres inteligentes del cosmos. “Al menos una cuarta parte de las estrellas de la Vía Láctea tienen un planeta como la Tierra, con condiciones superficiales muy similares y una química que permitiría el desarrollo de la vida como la conocemos. Si tiras los dados las veces suficientes y hay decenas de miles de millones de estrellas en la Vía Láctea…”, decía en una entrevista con The New Yorker. En su opinión, anomalías como la aceleración que experimentó al pasar junto al Sol o su misma existencia solo se pueden explicar si se trata de una sonda propulsada por velas solares, un tipo de dispositivo que utiliza el viento de las estrellas para impulsar naves espaciales.

Por lo que se sabe de Oumuamua, se parece más a un asteroide que a un cometa y eso cuestiona algunas de las ideas que tienen los científicos sobre cómo se forman estos objetos. Al nacer más cerca de sus estrellas y estar fuertemente ligados a ellas por la gravedad, no es fácil explicar qué tipo de fenómeno pudo darle un empujón lo bastante violento como para expulsarlo de su sistema solar. Pero como en ocasiones anteriores, es posible que nuevas observaciones permitan cambiar nuestra idea sobre la formación de estos objetos o sobre las vicisitudes que les suceden en sus viajes interestelares de millones de años para acabar teniendo una apariencia inesperada.

Loeb, que es presidente del consejo asesor de Breakthrough Starshot, una iniciativa para llevar una misión con pequeñas naves al sistema de Alfa Centauri, la estrella más cercana a la Tierra, afirma que hace énfasis en la especial naturaleza de Oumuamua porque quiere que cuando llegue el siguiente visitante interestelar estemos preparados para estudiarlo de cerca. Los expertos reconocen que revelar la naturaleza de este extraño cuerpo sin ambigüedades requeriría observarlo de cerca, pero dada su velocidad y lo inesperado de su aparición no es posible lanzar un satélite a la velocidad necesaria para alcanzarlo. Marco Micheli, autor de un trabajo que describía a Oumuamua como un cometa peculiar, considera que habría que tener un artefacto listo para ser lanzado poco después de descubrir el próximo objeto proveniente de fuera del sistema solar. Hasta entonces, con la información que tenemos, seguimos sin saber si hay otros seres inteligentes en el universo.