viernes, 14 de abril de 2017

El enigmático mapa de Oronce Finé



Ha vuelto a suceder. Acabo de cruzarme con un libro en el que se afirma que existen muchos mapas antiguos que muestran algo asombroso, a saber, que allá en la época de la última glaciación existieron civilizaciones avanzadas capaces de trazar mapas detallados de todo el planeta. Vale, es ya casi un lugar común, porque de tanto repetirse las mismas ideas, incluyendo las afirmaciones del tipo “astronautas antiguos”, este tipo de afirmaciones prácticamente están cayendo en eso que se da en llamar como saber popular.
Pues va a ser que no, y que me perdonen los partidarios de tan curiosas ideas, pero las pruebas de tan sorprendentes afirmaciones no las veo por ninguna parte. Decía que ha vuelto a suceder, porque no es la primera vez. Hace tiempo mencioné aquí el misterioso mapa de Philippe Buache, de 1739, en el que muchos han querido ver una prueba de fuentes que van a la época en que la Antártida carecía de hielo. No está mal, la cosa intriga, pero poco más, no hay pruebas contundentes ni indicios que puedan hacer pensar en algo más que en arriesgados ejercicios de imaginación (por cierto, los cartógrafos bebían unos de otros, por lo que no es extraño ver repetidos “errores” por doquier).
El caso de hoy es similar al de Buache, y en realidad muy parecido a otros típicos de la cartografía renacentista y similares, que huían del horror vacui rellenando los espacios vacíos del mundo con continentes imaginarios. Oronce Finé, o también Orontius Finaeus o Finnaeus, fue un conocido matemático y cartógrafo francés que vivió en el siglo XVI. Una de sus obras más curiosas es este mapa con proyección en forma de corazón (proyección de tipo Werner), aparecido en París en 1536. Bien, ahí está el gigantesco continente austral, de un modo similar a como otros contemporáneos lo imaginaron.



Ahora bien, el mapa que realmente despertó la imaginación de quienes tienen querencia por antiguos astronautas y civilizaciones míticas es este otro, con una proyección similar al caso anterior, pero desplegado en dos hemisferios.


El mapa data de 1531 y, en efecto, ahí aparece esa supuesta Antártida de gigantesco tamaño, sin hielos y con gran detalle en sus costas (curioso, mucho más detallado que la costa europea o africana). Un detalle imaginario, claro está, pero intrigante y muy bello. Es en este dibujo del ignoto continente austral donde se ha querido ver la prueba de fuentes documentales que hincarían sus raíces en tiempos prehistóricos. La realidad parece ser más sencilla, sin duda. He ahí, por ejemplo, si miramos en ese mismo mapa hacia el norte, veremos algo que también representó Mercator, las cuatro supuestas islas que rodean el polo norte y, en el centro, un remedo de Rupes Nigra, el fantástico gran imán que hacía, en su imaginario, que la brújula se comporte como lo hace (aprovecho para mencionar que ese mapa de Mercator es uno de los protagonistas de la que fue mi primera novela).
En fin, que hay opiniones para todos los gustos, pero por mucho que se haga girar el mapa, la cosa no llega muy lejos. Hay quien incluso ha intentado ajustar el contorno del continente austral del mapa de Finé a lo que es la Antártida tal y como se conoce actualmente. El resultado vendría a ser, reduciendo y transformando el original, algo así (recordemos, correlación no implica causalidad)…

Fuente: http://alpoma.net

martes, 11 de abril de 2017

Arqueólogos descubren un conjunto de armas prehistóricas de cristal en España


 Hoja de daga de la estructura 10.049 (sector PP4-Montelirio). Fotografía: Miguel Ángel Blanco de la Rubia. 

La fascinación de la humanidad por los cristales aparentemente se remonta más allá de lo que podemos imaginar. Expertos en España, excavaron una larga hoja de daga, veinticinco puntas de flecha y otro artefacto, concluyendo que «quienes realizaron estos artefactos debieron tener una gran habilidad para producir estas características únicas utilizando cristal de roca». Una excavación de tumbas megalíticas en la localidad de Valencina de la Concepción, al suroeste de España, ha obtenido un «conjunto notable» de armas de cristal. Las armas de cristal se describen como excepcionales y maravillosamente bien conservadas. 
Se estima que los objetos datan del año 3.000 a.C. El lugar donde se excavó es «gran construcción megalítica … que se extiende sobre 43,75 m en total» en España llamado el «Montelirio tholos» construido a partir de grandes losas de pizarra. Dentro de la estructura también se han encontrado las tumbas de aproximadamente 25 personas.




Numerosos artículos fueron encontrados enterrados dentro de la estructura original, incluyendo: «un conjunto extraordinario de suntuosos objetos de sepulcros, el más notable de los cuales es un número no especificado de mortajas o ropa hecha de decenas de miles de cuentas perforadas y decoradas con cuentas de ámbar». Pero la parte más increíble del hallazgo fue un gran número de puntas de flecha de cristal y otros objetos hechos de cristales. Los expertos descubrieron específicamente: una hoja daga larga, veinticinco puntas de flecha y otro artefacto (core), todos los cuales forman la colección técnicamente más sofisticada y estéticamente impresionante de la de trabajo en cristal de roca jamás encontrada. En una segunda estructura denominada 10.042-10.049, también construida a partir de losas de pizarra, los expertos encontraron el cuerpo de un individuo joven que se cree que tenía entre 17 y 25 años de edad, el cuál yacía en una posición fetal rodeado por un gran conjunto de objetos de sepultura. Éstos incluyeron un colmillo de elefante sin decorar colocado sobre la cabeza del joven, un sistema de 23 hojas del pedernal, y muchos objetos de marfil. Como señalan los expertos: «La hoja de la daga de cristal de roca apareció en el nivel superior de la estructura 10.049 del sector PP4-Montelirio, junto con una empuñadura y funda de marfil, lo que lo convierte en un objeto excepcional en la Europa Prehistórica tardía. La hoja posee 214 mm de longitud, un máximo de 59 mm de ancho y 13 mm de espesor. Su morfología no es inaudita en la Península Ibérica, aunque todas las muestras registradas hasta el momento fueron hechas de pedernal y no de cristal de roca…» Los expertos observaron que las armas poseen más o menos la misma forma que las puntas de flecha de pedernal que eran comunes en el área durante este tiempo, pero las armas de cristal habrían requerido un nivel mucho más alto de capacidad para ser creadas. No hay minas de cristal en las zonas vecinas que sugiera que los constructores de los objetos deben haber viajado por cientos de millas para adquirir el material para sus armas y herramientas. La escasez de cristal sugiere que éstas eran armas pertenecientes a un grupo de élite. Sin embargo, los expertos dicen que las armas de cristal se encontraron en una cámara separada y junto a sus «dueños». Los historiadores especulan que las armas de cristal eran propiedad colectiva de todos los individuos que fueron enterrados en el megalito. Como señalaron los expertos en el estudio: Los elementos más sofisticados técnicamente, sin embargo, se depositaron en las estructuras megalíticas más grandes… Como tal, es razonable suponer que, aunque la materia prima estaba relativamente disponible en toda la comunidad, sólo los grupos de parentesco, las facciones o los individuos que fueron enterrados en los megalitos podían permitirse el valor agregado que permitió la producción de objetos sofisticados tales como puntas de flecha o cuchillas de la daga.

Fuente: codigooculto.com

viernes, 7 de abril de 2017

Tether Incident: El asombroso incidente oculto de la NASA


Quizá el más famoso incidente OVNI ocurrido en la atmósfera terrestre de entre la cantidad de casos reportados en las misiones de la NASA es el que aconteció el día 25 de febrero de 1996, el famoso “Tether incident” Aquel día la lanzadera espacial Columbia estaba realizando maniobras y experimentos sobre el espacio situado sobre el país de Mali, situado en el noroeste de Africa y de entre ellos, llamaba la atención un experimento llamado Tethered Satellite System (TSS-1R), en el que se colocaba en órbita un generador de electricidad con forma alargada, que aprovecharía la energía del campo magnético de la tierra para abastecer de energía a las futuras misiones.
 El experimento fracasó ya que el generador de gran longitud se partió en el transcurso de las maniobras de colocación en órbita, pero para sorpresa del operador de cámara de la NASA, en ese mismo momento, comenzaron a aparecer decenas de objetos voladores no identificados en torno al generador roto. Una vez más los OVNIS volvían a interesarse por la electricidad.
Las imágenes muestran dos tipos de objetos, unos más pequeños y otros más grandes con forma de circulo semitransparente con un agujero en el medio, exactamente igual que en el avistamiento de la STS-80. Este tipo de avistamientos han sido identificados como un posible medio para el transporte de los ovnis más pequeños, o al menos, estarían directamente relacionados con apariciones masivas de los mismos. La posible explicación sobre basura espacial o cristales de hielo flotando en la atmósfera no concuerda con el movimiento y los cambios bruscos de dirección de los objetos, y no explica la aparición de estos extrañísimos círculos semitransparentes, los cuales, además, presentan una luz con intensidad variable y con una cadencia que se repite sin cesar.
Vamos a ver un detallado de todo el incidente.

1. Lo primero que podemos ver en la grabación original de la NASA, con el audio de los técnicos tal y como se relataba el incidente al centro de control de Houston, es el dispositivo Tether, a 20 millas de las cámaras del transbordador Columbia. El tether era, como decíamos un dispositivo alargado con forma de cable que iba a servir para experimentar con el campo eléctrico y magnético de la tierra, en el que se iba a comprobar entre otras cosas si sería posible transformar la energía del campo que rodea a la tierra en electricidad para futuras misiones en el espacio. El cable “tether” se rompió y quedó flotando en el espacio. Los operadores de la NASA enfocan el gigantesco cable, y empieza a verse cómo numerosos objetos voladores no identificados empiezan a acercarse al dispositivo.


En la parte derecha de la anterior imagen tenemos el reflejo precioso de la luz del sol dejando mas oscura la parte izquierda. En la siguiente fotografía vemos una de las ampliaciones que realiza el técnico, en la que comienza a verse diferentes objetos fusiformes, y otros mas grandes, irregulares dentro de una geomtería prácticamente esférica, y con un agujero en el medio. Los dos tipos de objetos aparecen en gran numero y cada uno de ellos se desplaza con velocidades y direcciones diferentes.


Pero volvamos al principio. El operador enfoca en un primer momento el cable y los objetos comienzan a acercarse progresivamente. Algunos de ellos son semitransparentes e incluso llega a verse el OVNI de las dos esferas que tantas veces hemos estudiado en ufopolis. la actividad es desde el primer momento intensa.





4. Los OVNIS comienzan a acercarse poco a poco al cable e incluso llega a verse como algunos de ellos tienen velocidades extremas, con trayectoria de salida desde el planeta tierra.


5. En todo momento se empieza a ver como los objetos tienen luz pulsante, es decir varia su brillo y la intensidad de su luz.


6. El avistamiento es espectacular y se ve en varios momentos cómo los OVNIS se cruzan entre sí, interaccionando unos segundos. Aquí vemos el OVNI de las dos esferas en la parte inferior de manera nítida a la derecha y en la parte inferior del objeto. De nuevo esas dos esferas, siempre presentes en los momentos mas míticos de la ufología.

El operador de la NASA llega
un momento en el que rota la cámara 10 grados hacia el norte para ver lo que estaba pasando desde otra perspectiva. Los OVNIS siguen subiendo y bajando, flotando ingrávidos de izquierda a derecha y con diagonales, sin posibilidad de ser confundidos con moléculas de agua o basura espacial. ¿Es posible que el experimento no fuese un fracaso y que realmente aquel cable sí estuviese conduciendo una cantidad inmensa de electricidad que aquellos objetos podían aprovechar tal y como ocurre con los avistamientos en las grandes centrales eléctricas de la Tierra?
El siguiente acercamiento expone a otro de los objetos con hendidura central. En todo momento se ve que los OVNIS se acercan al cable a una distancia casi ínfima.
Este tipo de OVNIS, llamados en algunos foros ufológicos, como xendras, o portales, se piensa que pueden servir de vehículo de comunicación rápida entre un punto del universo y otro, una especie de agujero de gusano que la inteligencia que está detrás del fenómeno podría controlar o manipular a su antojo. 


Antes veíamos hasta tres de estos objetos con hendidura, pero en otros momentos se ven menos. Lo que sí destaca es uno de estos “xendras” con una espectacular luz pulsante que se ve especialmente nítido en las imágenes.


Algunos de estos OVNIS son rarísimos de observar en las capas mas bajas de la atmósfera, pero no es la primera vez que se ven en el
espacio. Su comportamiento en ningun momento es agresivo, y parece que solo se acercan al objeto para estudiarlo.


El carácter translucido de algunos de estos “agujeros de gusano” -gigantescos en su tamaño- es diferente al de otros objetos de la misma índole que parecen mas sólidos. Dos casuísticas distintas para un mismo tipo de OVNIS en el mismo video.


En una ampliación que hemos realizado en ufopolis a uno de estos xendras, nos hemos dado cuenta que hay una característica más a tener en cuenta: la presencia de una corriente energética interior en forma de espiral, lo que reafirmaría el planteamiento de puerta dimensional dentro de los postulados de la teoría de la relatividad.



Como hemos visto, decenas de OVNIS rodearon aquel día a la lanzadera espacial Columbia en su viaje por el espacio, lo que hace suponer ciertos riesgos en las misiones espaciales que la NASA no informa por la grandísima repercusión que tendría en los medios de comunicación del mundo. Su interacción con los astronautas parece ser la del mero observador, pero no cabe duda de que estos objetos sobrepasan la barrera de la curiosidad al aparecer en nuestras imágenes a través de nuestras cámaras. 
Pudiendo elegir, como ocurre en numerosos casos (como el caso Campeche de 2004), un dispositivo de invisibilidad que podría esconderles en sus acciones, estos objetos eligen la opción clara de ser vistos. Por alguna razón, prefieren que les veamos. Es papel del lector interpretar si éste, no es mas que otro acto dentro de la obra de teatro a la que juega el fenómeno Ovni con los humanos, o es una muestra mas de que la presencia OVNI, al igual que ocurre con el fenómeno de los círculos del maíz en Inglaterra, está intentando comunicarse con nosotros progresivamente, de forma no traumática, no visceral, de forma que no la identifiquemos como una amenaza global para el compendio de la humanidad.
Video de Vicente Fuentes:


Fuente: http://despiertaalfuturo.blogspot.mx/2013/09/tether-incident-el-asombroso-incidente.html

domingo, 2 de abril de 2017

Hallan momias con características “no humanas” en Cusco


Miguel de la Cruz. Cusco.  
Gran desconcierto causó la información propalada por el director del Museo Privado de Ritos Andinos del distrito de Andahuaylillas, en la provincia de Quispicanchi, Renato Dávila Riquelme, sobre el descubrimiento de dos momias “con características no humanas”. 
El antropólogo indicó que el descubrimiento fue hace dos años en el cerro Wiracochan, a dos kilómetros de la ciudad de Andahuaylillas, y que después de tratar de investigar la procedencia de los restos, recién se animó a divulgar el hecho. Pidió ayuda de las autoridades peruanas para terminar los estudios. 
Dávila detalló que los restos óseos estaban envueltos en unas mantas antiguas y que la momia mejor conservada tiene 50 centímetros de estatura, cabeza triangular, grandes cavidades en los ojos y molares no comunes en los seres humanos. "Presenta unas aletas de dos centímetros de largo y medio de alto en la parte baja del maxilar superior, características no halladas en ninguna etnia”, dijo. 
Explicó que el ojo derecho presenta restos del globo ocular. Un análisis de ADN permitiría determinar las características genéticas de los restos encontrados. La cavidad del ojo  izquierdo está vacía. Los huesos de la costilla y extremidades inferiores son muy delicados y finos. El tamaño del cráneo no concuerda con el cuerpo y la cara. En la parte superior de la cabeza existe una fontanela abierta, característica de los niños de un año, pero tiene la dentadura de una persona adulta.  
La segunda momia es de 30 centímetros y presenta similares características, pero está incompleta, pues no tiene rostro y está cubierta por una capa fina similar a la placenta. Ambos restos están en posición fetal. Hace una semana tres médicos, dos españoles y un ruso, llegaron al museo y dijeron “que no se trataría de un ser humano", por lo que se comprometieron a regresar para realizar algunos estudios.


El director del museo privado Ritos Andinos, Renato Dávila Riquelme, informó hoy el hallazgo de dos momias, una de ellas con características no humanas, en el distrito de Andahuaylillas, en la provincia de Quispicanchi, región Cusco, en el sureste peruano.

Explicó que las momias, cubiertas por unas mantas, fueron descubiertas hace dos años en el cerro Wiracochan, a dos kilómetros de la ciudad de Andahuaylillas, a más de 3,250 metros sobre el nivel del mar, pero recién se hizo público el hallazgo.
La de características no humanas tiene 50 centímetros de estatura, cabeza triangular, grandes cavidades en los ojos y molares no comunes en los seres humanos, detalló.
"Presenta unas aletas de dos centímetros de largo y medio de alto en la parte baja del maxilar superior, características no halladas en ninguna etnia”, declaró a la Agencia Andina.
El ojo derecho, refirió, presenta restos del globo ocular, cuyo análisis de ADN permitiría determinar sus características genéticas; la cavidad del ojo del lado izquierdo está vacía.
Los huesos de la costilla y extremidades inferiores (no posee las  superiores) son muy delicados y finos. 

Además, la fontanela (espacio entre las suturas de las placas óseas del cráneo que tienen los recién nacidos) está abierta, pero sus molares corresponden a los de un adulto.

La segunda momia, de sólo 30 centímetros, presenta similares características, pero está incompleta pues no tiene rostro y está cubierta por una capa fina similar a la placenta. Ambos restos se encuentran en posición fetal.

Dávila dijo que hace una semana tres médicos (dos españoles y un ruso) llegaron al museo y dijeron “que no se trataría de un ser humano", por lo que se comprometieron a regresar para realizar algunos estudios.

El local del museo, contiguo al templo de Andahuaylillas, conocido como la Sixtina de América, fue construido en el siglo XVII y estaba destinado como vivienda para los curas de la época, recordó Dávila.

Actualmente alberga estudios sobre productos de la época incaica como el maíz y la hoja de coca; además exhibe restos óseos sobre deformaciones craneanas, trepanaciones, escritura incaica y meteoritos. 


Exponen momias "extraterrestres" en Museo de Cusco en Perú

Dos momias, una de ellas con características “no humanas”, fueron descubiertas por el antropólogo Renato Dávila Riquelme en Perú. Médicos rusos y españoles las describieron como “momias extraterrestres”, por lo que realizarán más estudios, informó Dávila este jueves 17 de noviembre a la Agencia Andina de Perú...


Renato Dávila es el director del museo etnológico Ritos Andinos y explicó a la agencia de noticias que las momias fueron descubiertas hace dos años en una tumba en el Apu dedicado a Wiracocha (dios andino), a dos kilómetros de la ciudad de Andahuaylillas y a más de 3.250 metros de altura, pero que recién se está publicitando el hallazgo.

La momia extraterrestre o “no humana” tiene 50 centímetros de altura, cabeza triangular, grandes cavidades en los ojos y molares no comunes en los seres humanos, explica Dávila.

En el ojo derecho hay restos de globo ocular por lo que se espera que un estudio del ADN determine su genética, si es humana o no.

Además el antropólogo explica a la Agencia Andina que “presenta unas aletas de dos centímetros de largo y medio de alto en la parte baja del maxilar superior, características no halladas en ninguna etnia”.

Como curiosidad, agrega Renato Dávila en su entrevista, es que tiene la “fontanela” -espacio de unión de los huesos del cráneo- abierta, como en los recién nacidos, mientras que sus molares indican que es un adulto.

La segunda momia está incompleta y es de solo 30 centímetros. Le falta el rostro y parece estar envuelta en una capa como una placenta, en posición fetal. Ambas momias se pueden ver aquí.

Según el antropólogo, recibió la visita de dos médicos españoles y uno ruso que se comprometieron a volver y realizar los estudios. Los médicos señalaron que correspondería a una momia extraterrestre y no humana.

El museo Ritos Andinos se encuentra al costado del templo de Andahuaylillas, y al lado de la Iglesia San Pedro Apóstol, conocido como la Capilla Sixtina de América por sus pinturas murales.

Se exponen en él otras momias con cráneos de características humanas, en los que se observan las deformaciones, costumbre aplicada por los lugareños en la antigüedad desconociéndose sus razones. El museo además alberga estudios del maíz de la época incaica, escritura Inca y restos de meteoritos que han caído en Perú.

Fuente: lagranepoca.com